Aprende A No Agobiarte Con Cinco Hijos Hoy

Cuando eres mamá de cinco, no se puede andar en piloto automático. Toca inventarse, reinventarse, copiar estrategias que otros aplican. Ir anotando esas tácticas que quizás funcionen en tu casa y luego implementarlas. Les comparto algunos trucos que me han servido y que últimamente van llegando de personas en el preciso momento que se necesitan.

El arte de salirse por la tangente. (Sirve también para otros tercos y psicorígidos). No falla. Cuando alguno de la familia se enfrasca en un sólo tema o berrinche. Muy sutilmente debemos cambiar la película por algo más interesante. Algunos pueden cerrarse y ensimismarse por horas hasta arruinarle el día  a todos.

A la hora del desayuno, por ejemplo, se negaban a comer y opté, en vez de “dar cantaleta”, por tener a la mano un libro de animales y hacer preguntas tipo concurso. El tema problema se evadía y muchas veces me daba resultado. 

 Simplemente, sin que se den cuenta, se frena el conflicto y logras tu objetivo. Puede aplicarse en cualquier escenario y con cualquier tipo de dinámica. En paseos en carro (los peores), vuelos largos, peleas entre hermanos o los famosos “shows” en el supermercado. 

Eliminar el “síndrome de la segunda guerra mundial”. Si bien bien es cierto que no se debe desperdiciar la comida, tampoco hay que forzarlos a que sus estómagos devoren hasta el último grano de arroz del plato y terminen  vomitando. Al final, comerán lo que más les gusta y a lo mejor llegarán a aborrecer lo que los obligabas a comer. (Comprobado!😜)

 Generarles conciencia del consumo y de las necesidades de otros y servirles porciones acordes con las edades. Ser flexibles y creativos a la hora de la comida, sin que se vuelva “À la carte”, para que el momento de la mesa y la sobremesa sea lo más relajado posible. En casa terminamos cantando “el rap de la alimentación” y no saben lo divertido que es.😎

Que puedan admirarte. Ya sea por tu trabajo, un emprendimiento o una labor específica, hay más armonía y también tienden a respetar los espacios de los demás miembros de la familia cuando existe admiración. 

No todo lo sabes. No todo lo puedes. Las mamás nos damos muy duro. Lo mejor es aceptar nuestras limitaciones pero nunca flaquear con ellos. Decirles que eres buena para unas cosas y no tan buena para otras. Los hijos agradecen tu sinceridad y más que todo el amor por ti misma los enseña a quererse y aceptar las equivocaciones y los diferentes tipos de habilidades. Recuérdales que todos en casa pueden desempeñar roles de acuerdo a sus conocimientos y capacidades. Algunas frases que pueden ayudar:

  • Yo no soy una experta cocinando. Hagámoslo juntos.
  • Tu papá es bueno para los rompecabezas.
  • A mí me encanta contar historias. 
  • Tu hermana es buenísima pintando. 
  • Toma la foto que tú eres excelente fotógrafo. 
  • Organiza tú la decoración.
  • Haz el video que no hay nadie mejor en tecnología. 

Hay temas que no son negociables. Para que no te des mala vida, déjales este mensaje claro y VISIBLE. Las fechas importantes. Los domingos en familia, las visitas a los abuelos. Yo no “obligaba” al principio para evitarles las “malas caras” y a largo plazo resultó ser un error. Me di cuenta que ellos sí les gusta que les exijas y terminan agradeciéndotelo. Pero como para atrás ni para tomar impulso, ya he ido retomando e inventando asados, picnics en parques, torneos de ping-pong y todo tipo de planes que pueda integrarnos a todos.

No olvides “escaparte” cuando no puedas más, contar hasta cien o gritar en la almohada para descargar tu tensión y en ocasiones simplemente vivir el día al día. Los momentos en familia quedan marcados en la vida de los hijos. Sin que te estreses tanto y sin que implique sacrificio y tormento se puede lograr que el hogar sea el más agradable refugio, aunque tengamos cinco hijos.

Recuerda seguirme en instagram: @soymamamillennial 

¿Qué aprende un profesor?

De mis alumnos adolescentes aprendí mas que ellos de mi. En once años como catedrática de inglés como lengua extranjera en la Universidad del Norte y otros más en el Colegio Alemán, conocí todo tipo de personajes que siguieron formándome como ser humano y me hicieron comprobar que en esta etapa de la vida los jóvenes aún pueden llegar a ser moldeables.

Me propuse, en cada semestre, dejar alguna huella que fuera más allá del Hello my name is. Mostrar mi lado frágil como era sacar una lagrimita con los videos anti-bullying que veiamos desde el primer día de clases, aunque no estuviera en el programa, para que les quedara claro que en mi salón NO estaba permitido acosar a nadie por cualquier diferencia. 

Creo que aunque no fue estrategia, logré una empatía especial que hace que nos conectemos cuando nos vemos las caras por ahí, en la calle o las redes sociales e inclusive hasta en mi trabajo actual. Percibí como ese contacto hizo posible que algunos mostraran su lado más  humano hasta el punto de contarme problemas que parecieran no incumbirle a un docente universitario. 

Vi con ojos de mamá la transformación de muchos en los pasillos o en la cafetería, cuando me sonreían con camaradería y un cierto grado de complicidad. Fui paciente con alumnos de Enfermería y Medicina que se dormían en clase por haber estado de turno la noche anterior. Otros de Ingenierías que “pernoctaban” en el campus sin haber almorzado. Algunos que venían de provincia y extrañaban sus hogares, los que que a veces pedían prestado para el transporte de regreso y aquellos que aún no eran capaces de aceptar su identidad sexual.

Me convertí en la “teacher-mom” de muchos a quienes protegía de acoso y trataba de enseñarles que tenían todo el derecho de ser respetados de manera que en mis clases el acosador era el acosado. 

Perdoné a quienes aprovecharon mi ida al baño para tomarle fotos al examen del día siguiente y encubrí a quien tuvo la valentía de revelarme el secreto para que yo cambiara las preguntas. 

Todos ellos me aportaron una gran dosis de calidez humana. Los más sensibles, los  controversiales, los perezosos y hasta los pilosos que trataban de corcharme con sus preguntas rebuscadas. Este patrón que se repetía en cada aula, resumía la complejidad de la condición humana y me enseñaba a ser un poco más tolerante ante la diversidad.

A todos ellos y a mis colegas docentes, mis sinceros agradecimientos porque hicieron que valiera la pena una labor a veces menospreciada pero tan gratificante y me convirtieron en una madre más comprensiva. Los profesores aprendemos de los jóvenes más de lo que creemos y a la vez nos convertimos en sus modelos de vida. 

Thank you 

Today is a special day. Not because my children are happy. Not because I have received an award or recognition. Not because I have lost weight. Today is a special day because someone who I am extremely proud of and really admire has reached a new step in his life. Don’t tell me why nor ask me how, but this person has changed my perspective on things and my life course. I am only grateful and wish him nothing but the best.

My mom’s heart is completely certain that today a great woman is the proudest one amongst angels and that right now she’s dancing to a Madonna song celebrating that her young man has become exactly the person she dreamed of him to be.

Life has a funny way of choosing people to inspire you and cherish you. Don’t question its course. Embrace destiny for it is needed to help us understand our mission and reason for being in this world. 

Thank you 

De Barranquilla Para el Mundo: Dejando a Nuestra Ciudad en lo Alto

Cuando investigué la vida de estos personajes nacidos en Barranquilla y quienes se han destacado en diversos campos, no sólo en la moda, la farándula y las artes, en lo que usualmente se ha sobresalido en la Costa Caribe Colombiana, me llamó la atención cómo hicieron para ser diferentes a los demás.

1. ADRIANA OCAMPO


Barranquillera, Geóloga y Científica, ganadora del premio Científico del año del Museo de Ciencia e Industria de Tampa. Lidera el Programa de Nuevas Fronteras de la NASA y parte de la ejecución de la misión espacial Juno para investigar Júpiter y el sistema solar.

Un gran reto para la humanidad y un orgullo para nuestra ciudad, por ser la que más cerca ha estado de alcanzar este planeta y ser uno de los más difíciles de orbitar, como lo señala la barranquillera: “Es entrar a lo desconocido”.

2. SALOMON HAKIM DOW 

Hijo de inmigrantes libaneses que llegaron a Barranquilla vía Cuba, demostró desde pequeño, inculcado por su padre, el interés por la química y la electrónica. El Dr. Hakim realizó autopsias en pacientes con Alzheimer, así como otras enfermedades neurodegenerativas, lo que lo inquietó a seguir investigando temas del cerebro, hasta inventar la Válvula para la hidrocefalia en 1966 en su taller personal en Bogotá. Luego su hijo , El Dr. Carlos Hakim perfeccionó la válvula, la cual tiene alta demanda mundial para drenar líquidos cefalorraquídeos.

3. MAR BALLESTAS

La primera barranquillera en hacer historia al ganarse el premio Arnold Classic Ohio 2017 en la categoría Bikini Fitness Master, uno de los más reconocidos a nivel mundial en este deporte entre los mejores culturistas profesionales y amateur del mundo, venciendo a la polaca Ana Szymczak. Compitiendo antes 32 atletas de todo el mundo, Mar Ballestas, logra el mayor título de su carrera deportiva luego de alcanzar el Subcampeonato en Mr. Olympia en Medellín, en el marco de Expofitness. La barranquillera le atribuye su triunfo a su gran preparación y su arduo trabajo.

4. GIANCARLO MASSANTI

Con varios premios nacionales e internacionales, es el primer arquitecto colombiano en exponer sus obras en la colección permanente del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMa). Ha diseñado más de una veintena de edificios emblemáticos y ha dictado clases en Harvard y Princeton. En Medellín diseñó la Biblioteca España que ganó la Bienal Iberoamericana, el Parque Biblioteca León de Greiff y los coliseos para los Juegos Suramericanos.

5. PATRICIA RENZ PAULSEN


La barranquillera Patricia Renz Paulsen, quien recibió La Cruz al mérito el pasado mes de Octubre por parte del presidente alemán Joachim Gauck, es hija de los inmigrantes alemanes Helga Paulsen y Gunter Renz, ampliamente reconocidos en el ámbito musical en nuestra ciudad.

La Cruz al Mérito es una distinción con un amplio renombre en Alemania que solo se entrega a personas con un mínimo de 10 años en la labor sin ánimo de lucro, por medio de la Asociación Música Altona, en Hamburgo, Alemania, un centro de capacitación de música para niños y jóvenes, alemanes o extranjeros. Patricia ha tocado puertas para conseguir recursos, enfrentando obstáculos por más de 14 años sin recibir nada a cambio.

Después de leer y aprender un poco de sus vidas y sus logros, me di cuenta que casi todos coincidían en lo siguiente:

•Se esforzaron en aprender y no perdieron el tiempo.

•Se enfocaron en lo suyo y se prepararon para ser los mejores.

•Se dedicaron al servicio de los demás.

•Innovaron y entraron a “mundos desconocidos”.

•Se asociaron o buscaron colaboración con otros. 

Todos ellos me inspiran y me hacen reflexionar sobre la forma en que debo orientar la educación de mis hijos y fomentar valores como el trabajo, la educación y el servicio a los demás para que triunfen en cualquier campo al que se dediquen, sin importar el entorno en donde vivan.

El día que me convertí en Mamager

Como mamá del que nació haciendo arte no quedaba más remedio que impulsarlo. ¿Tu hijo es uno que es como loquito? Me preguntaron alguna vez. Y yo feliz de ese atributo, me sentí siempre orgullosa de que brillara con luz propia “outside the box”. 

Decidí, en un año sabático, dedicarme a ser la MAMAGER contra viento y marea de quien cuenta historias con sus fotografías. Me convertí en la encargada de conseguir convocatorias, escoger marcos, transportar cuadros, compartir comunicados de prensa por todos los medios y las redes sociales (una verdadera Twitter freak mom)😬.

Toqué las puertas (abiertas y cerradas) de contactos artísticos y al final, hinchada del orgullo y la emoción terminaba tomándome todo el vino que brindaban en las exposiciones. 

La familia siempre ha sido un gran apoyo

Más de una vez lo escuché decirme: Mami, ya bájale a la intensidad. Es por esto que aplaudo todos los comentarios de las mamás en los triunfos de sus hijos, (aunque nos pasemos en los likes), porque más allá de apoyarlos, somos quienes de verdad vemos el talento y el esfuerzo que se forjaron a través de los años. 

Nuestra casa es testigo de ser depósito de luces, disfraces, accesorios para los sets y obras de artesanos que utiliza para sus proyectos, los que pueden tardar meses para que se desarrolle una sola fotografia.

Ya sea en Nueva York o en Palenque, la Mamager siempre está colaborando con el trabajo y durante las exposiciones de Juan Sebastián, así cometa imprudencias como publicar las fotos antes de la inauguración de Art Basel (sorry hijo) y así le haya mandado emails a todos los cónsules del planeta después de llevar su propuesta a Venecia.  

Como un trabajo de introspección, doy fe que las obras de Juanse son un proceso de sus recuerdos y experiencias y el producto de su crecimiento artistico y espiritual, como es su autorretrato, en donde se sumerge en un tanque de peces pretendiendo ser “un feto tranquilo”. 

En su colección “Nowstalgia”, captura historias de ancianos en asilos y muestra la vejez como la mejor etapa del ser humano, dejando plasmado, como en todas sus obras, el respeto por las minorías y un concepto de belleza más sublime.

JuanSebastian.com

Lo que hagas por tus hijos es invaluable. Conviértete en la promotora de sus sueños, manteniendo siempre la discreción y reconociendo que sus logros son suyos. Y así, cuando tu corazón te diga que ya llegó el momento preciso, déjalos que vuelen solos.

Píldoras para el alma 

Aprendí en estos dos días de la vida y de mi misma más de lo que había logrado en mucho tiempo. Desconectarme de los míos y de mi casa para regalarme lo que más me gusta hacer  ha sido una buena decisión. 

Un taller de escritura creativa en una ciudad que invita a la tranquilidad. Compartir lo que has vivido. Personas que se cruzan en el camino para aportarte y enseñarte sobre sus caminos  y lo que han enfrentado, de verdad que es una experiencia que reconforta el cuerpo y el espíritu.

La vida está llena de decisiones. Buenas y malas. Te da la oportunidad de reivindicarte si no tomas la mejor de ellas. Te ofrece lo que es para ti y reorganiza lo que no es. 

Regreso a mi hogar llena de esperanza. Con energía suficiente para seguir creciendo y afrontando lo que trae el día a día. 

A veces cuando te apartas por un momento ves las cosas de otra manera. De cerca solo te enfrascas en lo básico. Arriésgate y haz cosas nuevas y diferentes. Así te conocerás un poco más y te acercarás a ser la persona que sueñas ser. Somos lo que hacemos y las personas que conocemos.

Las mentiras sobre los hijos Millennials

Salgo en defensa de esta población, no por ser la mamá de los pollitos, sino porque considero que si esta generación se caracteriza por patrones y actitudes similares, las causas deben ser ajenas a su voluntad. Los Hijos Millennials son producto de dos factores importantes: un mundo cambiante y unos padres permisivos que no quisimos repetir la educación rigurosa de los nuestros.

Los juzgan, los encasillan y los describen generalizadamente: Flojos, egoístas, gastadores, rebeldes, conectados todo el día a la web. Innumerables artículos y memes del tema del momento (aunque ya están siendo desplazados por “The new kids on the block”- los Centennials, que vienen con toda!). 😀

 Videos virales explicando las “verdades” sobre estos ciudadanos nacidos entre 1981 y 2000. Y decimos “WOW” parecen estar hablando del mío. Pero seguimos los mismos patrones de crianza. Esperando cambios en ellos que difícilmente ocurrirán.  Nos preguntamos QUE HACER como padres. No tengo la fórmula mágica pero lo estoy intentando para poder sobrevivir en la convivencia con estos “personajes” y no repetir los errores con los que vinieron después del milenio.

Te comparto algunas recomendaciones para ser mamá de un Millennial y no morir en el intento.

1. Buscar apoyo. No podemos solas. Adelantarnos a los acontecimientos. Estar preparadas para lo que pueda suceder. No estamos exentos de nada. 

2. Imponer condiciones. Negociar con ellos. Nunca es tarde. Horarios, reuniones, delegar roles y hablarles con firmeza. 

3. Esmerarnos en educarlos a ser más humanos. No solo que sean millonarios, famosos y heterosexuales. Con que sean buenas personas, lo habremos hecho bien. 

4. Dejar los miedos. Las culpas. Ellos son quienes deben adaptarse a tu entorno. Tú llevas el timón. Si no lo hacen, se fuerte. No retrocedas. 

5. Cambiarles la película. Son egocéntricos pero no todo debe girar en torno a ellos. No darse mala vida si el proceso es lento. Algún día fluirá si sabes adónde llevar el barco. 

6. Aceptar la realidad de los nuevos tiempos y mantenerte actualizada. 

7. Sacar tiempo para ti, tu trabajo, pasatiempo o actividad favorita. Mientras menos estés encima de ellos, más leve es la tormenta.

8. Conoce y habla con otros Millennials. Te darás cuenta que no son los únicos y que hay otros peores. 😂

Trabajo con Millennials extremadamente creativos y además responsables. Aprendo de ellos y me inspiro permanentemente con sus ideas, consejos prácticos y las últimas apps. He conocido a otros increíblemente humanos que me han sensibilizado y hecho reconocer la importancia de entenderlos como lo que son: Una generación diferente.