Cómo conectarte con tu hijo hablando su propio idioma

Para comunicarme con cada uno de mis hijos opté por hablar su lenguaje. El arte, la fotografía, el deporte, la música. Con la más difícil de todos los cinco, por cosas de la vida, porque ambas somos mujeres, por la fragilidad de su edad, o porque quizás nos parecemos en algunas cosas, (en otras ya quisiera yo), me tocó meterme en su onda fitness para lograr que nos sintonizáramos y a la vez me contagiara de este nuevo boom tan beneficioso que surgió en la generación millennial.
Si. Es la sirena humana que me pidió su espacio desde la preadolescencia. La que regaló sus barbies sin mi permiso. A la que cada celebración de su fiesta de cumpleaños se me convertía en una pesadilla sin fin, incluyendo tiradas de huevo por el balcón, bañadas en la ducha con ropa y hasta llamadas a la Policía por “amotinamiento” de sus amigos invitados en el parque de la Pizzeria. 

Pero también es la que se levanta rápido de sus caídas, quien me enseñó a dejar de criticar y la que se convirtió en mi asesora de imagen, la fashion police y personal trainer. La Health coach que me ha ayudado a ser más consciente de la importancia del ejercicio, de la buena alimentación y del cuidado y la estética personal.

Busqué por mucho tiempo comunicarme con mi hija en mi propio idioma. No fue una buena idea. Cada vez nos distanciábamos más. Cuando estuvo viviendo lejos, quizás estábamos más cerca. En casa, gracias al chat, me enteraba que ya había llegado y si necesitaba algo. Invitarla a compartir conmigo era cada vez más difícil. Opté por dejárselo a la vida. No insistí más. 


Al Racquetball, que practicó desde los trece años, le debo el nuevo “approach” con ella. Mi amor por el deporte y su pasión por el cardio y la tonificación del cuerpo fueron la fórmula mágica. Encontramos en la cancha una forma de compenetración armoniosa entre madre e hija(aunque ya me gana 😂). Poco a poco este compromiso se fue convirtiendo en algo sagrado. Por fin podía coincidir con ella! Bingo!  


En días en que mi hernia discal molestaba, yo era incapaz de decirle que no podía jugar y terminaba arrastrándome del dolor. Pero valió la pena. Comencé a seguirle sus consejos de comida saludable, aprendí de la proteína whey, batidos, la grasa saturada y todos esos términos de nutrición que han mejorado mi salud y mi ambiente familiar. Trato de seguir sus tips para lograr un mejor estado físico, hacer una rutina de ejercicios más exigente, hacerle caso en mantenerme más arreglada (lo más difícil para mí) y esperar su visto bueno en mis pintas, look y fotos para publicar.​

​En estos días de crisis en que las actitudes de los jóvenes han sido cuestionadas, pienso que sería más que justo analizar, sin darnos golpes de pecho, que ellos han sido el producto de nuestro tipo de educación. El uso indebido y exagerado de la tecnología (no la abstención!) y otras adicciones no son sino el reflejo de los vacíos y el escape de esa falta de conexión con los seres queridos. 

No significa que te vas a meter a su equipo de fútbol ni a emborracharte con ellos. Encontrar un medio, poco a poco y con mucho tacto, que te ayude a hacer clic con tus hijos y rescatar ese cordón umbilical que se estaba desprendiendo de raíz. Sin olvidar las reglas y el respeto, basta escucharlos y te sorprenderás cuantas cosas no sabes y todo lo que puedes aprender de ellos.

2 comentarios en “Cómo conectarte con tu hijo hablando su propio idioma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s