¡En Barranquilla Me Quedo!

La iluminación del edificio de la Intendencia Fluvial con los colores del orgullo el pasado veintiocho de Mayo fue un acto histórico.

Un llamado al respeto por las diferencias en un lugar donde todos cabemos. A pesar de ser una de las ciudades caribeñas más machistas del país, Barranquilla dio un gran paso en el reconocimiento por la igualdad y la inclusión.

La frase tan escuchada en el pasado “Me quiero ir de acá” por parte de personas que percibían rechazo, burlas y faltas de oportunidades será mencionada cada vez menos. Los turistas que han sentido esa homofobia que corre por las brisas caribeñas vendrán más a esta ciudad porque esa brisa se llevará los prejuicios oxidados y volverá para invitar al respeto.

Un acto sin precedentes por parte de la Secretaría de Cultura y Turismo. Un ejemplo para muchas ciudades de Colombia y el mundo. Acá quiero vivir y acá quiero que mis hijos crezcan. A esta ciudad la quiero cuidar porque es mía. Porque es un sitio amable y seguro para todos y porque se lo merece. ¡En Barranquilla me quedo!

Un comentario en “¡En Barranquilla Me Quedo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s