Leer a Marvel desde Barranquilla

Cuando has crecido en la misma ciudad y tiempos de los cuentos y novelas de Marvel Moreno, pareciera que cada párrafo despejara los misterios y cuestionamientos que fueron quedando grabados con los años. Cada calle, vajillas de moda, la sofocante temperatura y aquellas frases heredadas en el torrente sanguíneo hacen que no solo te identifiques con sus páginas sino que casi que irremediablemente te sumerja en una crisis existencial.

Pero como somos aún aspirantes a la coherencia, toca encontrar ese balance de pensamiento para seguir entendiendo que los cambios no se dan de la noche a la mañana, que no es malo ser “bichos raros” en ciudades donde nunca se encaja y que probablemente no sea el único lugar donde ocurran sucesos de los que habla Marvel.

En medio de historias de somníferos de una cultura patriarcal, innumerables criadas, esposas abnegadas y silenciadas, sueños truncados y señalamientos sociales, Marvel nos desestabiliza. Al alejarse como casi que una heroína en búsqueda de una autonomía que la libera, nos hace entender las costumbres caribeñas con ojos menos rebeldes y nos muestra la manera para seguir coexistiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s