¿Memoria Selectiva o Mecanismo de Defensa?

Estuvo en la clínica acompañando día y noche a mi papá en sus últimos días, consciente de su gravedad. Aunque ya había comenzado a olvidar cositas y repetía otras cuantas, su mente estaba intacta. Ella no dejaba de llorar en los días dificiles, más aún con el desenlace de la emergencia de mi papá, la que llevó a los médicos a decidir amputarle la pierna. Ese duro momento en que para mí fue el principio de su fin y lo que hizo que no volviera a despertar.

En los siguientes días hizo un corto duelo cuando se acordaba de su viudez hasta que pude percibir que algo pasaba cuando en una de las misas de pésame le contestó a alguien que le preguntó: ¿Cómo estás Margarita? A lo que respondió. Yo, divinamente. ¿Y tú?                

Comenzó una etapa de negación que los médicos llaman aceleramiento de su Alzheimer que ya lleva casi un año y medio. No olvida el nombre de sus siete hijos, su “economía” extrema, sus chistes de doble sentido y su habilidad para la pintura y el piano, lo que le da tranquilidad y la hace inmensamente feliz.

Nowstalgia de juansebastian.com

Pero para ella, mi papá sigue allí, ya sea en su cuarto o en la finca. Cuando sale, quiere regresar rápido a casa porque dice que él la espera.  Optamos por “seguirle la corriente” para que siga viviendo feliz con su recuerdo. Nunca se queja ni llora su ausencia. 

No hemos entendido porqué se “bloqueó” con el episodio de la muerte de quien fue su compañero por casi 60 años, pero en medio de la pérdida, ese “mecanismo de defensa” la ha protegido del sufrimiento y le ha permitido seguir disfrutando de la vida. Como hija, me parece que es increíble cómo el ser humano puede blindarse del dolor a través de la mente. 

El día que me convertí en Mamager

Como mamá del que nació haciendo arte no quedaba más remedio que impulsarlo. ¿Tu hijo es uno que es como loquito? Me preguntaron alguna vez. Y yo feliz de ese atributo, me sentí siempre orgullosa de que brillara con luz propia “outside the box”. 

Decidí, en un año sabático, dedicarme a ser la MAMAGER contra viento y marea de quien cuenta historias con sus fotografías. Me convertí en la encargada de conseguir convocatorias, escoger marcos, transportar cuadros, compartir comunicados de prensa por todos los medios y las redes sociales (una verdadera Twitter freak mom)😬.

Toqué las puertas (abiertas y cerradas) de contactos artísticos y al final, hinchada del orgullo y la emoción terminaba tomándome todo el vino que brindaban en las exposiciones. 

La familia siempre ha sido un gran apoyo

Más de una vez lo escuché decirme: Mami, ya bájale a la intensidad. Es por esto que aplaudo todos los comentarios de las mamás en los triunfos de sus hijos, (aunque nos pasemos en los likes), porque más allá de apoyarlos, somos quienes de verdad vemos el talento y el esfuerzo que se forjaron a través de los años. 

Nuestra casa es testigo de ser depósito de luces, disfraces, accesorios para los sets y obras de artesanos que utiliza para sus proyectos, los que pueden tardar meses para que se desarrolle una sola fotografia.

Ya sea en Nueva York o en Palenque, la Mamager siempre está colaborando con el trabajo y durante las exposiciones de Juan Sebastián, así cometa imprudencias como publicar las fotos antes de la inauguración de Art Basel (sorry hijo) y así le haya mandado emails a todos los cónsules del planeta después de llevar su propuesta a Venecia.  

Como un trabajo de introspección, doy fe que las obras de Juanse son un proceso de sus recuerdos y experiencias y el producto de su crecimiento artistico y espiritual, como es su autorretrato, en donde se sumerge en un tanque de peces pretendiendo ser “un feto tranquilo”. 

En su colección “Nowstalgia”, captura historias de ancianos en asilos y muestra la vejez como la mejor etapa del ser humano, dejando plasmado, como en todas sus obras, el respeto por las minorías y un concepto de belleza más sublime.

JuanSebastian.com

Lo que hagas por tus hijos es invaluable. Conviértete en la promotora de sus sueños, manteniendo siempre la discreción y reconociendo que sus logros son suyos. Y así, cuando tu corazón te diga que ya llegó el momento preciso, déjalos que vuelen solos.

Cinco Pasos para anular la Creatividad de tus hijos

Como todos los padres no somos iguales, ni tenemos el mismo tiempo, paciencia, recursos e imaginación, es necesario que compartamos ideas de lo que funciona con ellos y también en lo que creemos fracasar. He ido aprendiendo muchas recomendaciones de otros padres, como por ejemplo la importancia de las reglas en la estructura familiar y trato de aplicarlo día a día con los míos, a mi manera, sin ser la más permisiva de todos pero tampoco conviviendo en un régimen de terror.

Cuando tienes cinco artistas en casa, toca contar lo que NO ha pasado en este escenario del hogar. Algunos los hice, otros no, pero la idea es nunca lamentar, sino comenzar de nuevo!!

  1. No los dejes vestir a su manera. Oblígalos a ponerse los zapatos desde bebés. Sigue los consejos de tu vecina o pariente indiscreta para hacer lo que todos hagan. Llevarla vestida de princesita, o tal vez, de pajecito al picnic más informal que te hayan invitado.
  2. Permíteles que vean televisión antes de dormirse. Nunca les cuentes tus historias o cuentos acordes a su edad, ni hagas el cierre de lo que pasó en el día. Los pensamientos negativos quedarán en sus corazoncitos y no dejarán volar su imaginación.
  3. Mantenlos ocupados todo el día, con actividades extracurriculares y recárgalos con terapias y clases toda la tarde. Así no dejarás ni un minuto para el aburrimiento y lograrás apartar el mínimo destello de ese niño creativo que todos llevamos dentro. De paso permite que usen su tablet ilimitadamente.
  4. Cuando veas que es bueno en algo, teme que será un niño diferente. “Eso no lo hacen sus amigos”. Invierte tu tiempo y dinero en otras cosas en vez de fomentarle y apoyarlo en su don especial. No les estimules la música y cree que es “cursi” llevarlos a obras de teatro y actividades artísticas. No los dejes pintar ni ensuciar tu casa por que la visita que llega es mas importante que los que viven adentro. Lo que ellos sienten lo pueden expresar en sus dibujos.
  5. Pór último, exígele que no se equivoque. Corrígelo en público y no le expliques como deben hacerse las cosas. No tolerará su frustración ni entenderá que la vida está llena de enseñanzas que vienen disfrazadas de errores.

Son tiempos complejos y la tarea de ser padres es agobiante. Sin culparnos y con metas realistas, dando un paso a la vez, podemos rescatar esa creatividad que nos hace saltar de la cama para vivir intensamente, haciendo lo que nos emociona para así lograr trascender. Resaltando todo lo que hace bien, en vez de criticar lo que no puede, no solo formaremos a un niño creativo y feliz, sino que también viviremos en un hogar más armonioso. Suerte!