La desaparición de la Suegra

¿Cómo ser suegras en la era digital?

Ghosting, benching, zombing….  Con estas técnicas de terminar el “dating” de hoy en día, en donde con una simple ignorada virtual nos deshacemos de personas, es complicado desempeñar el papel de “la típica suegra” de las parejas de tus hij@s.

Estás acostumbrada a los cierres dramáticos en tus relaciones pasadas, a la visita en el sofá hasta las diez y a la “presentada en sociedad”, que incluya perro, abuela, empleada y hasta tíos para involucrar en familia al nuev@ prospect@, aunque a veces lo único que haces es ahuyentarl@s (seguro que te culparán a ti cuando se termine esa  relación 😂).


Preguntándoles a algunos jóvenes acerca de la mamá ideal de su pareja recibí las siguientes sugerencias

Lo Que Ell@s Piden….

1. Que sea open minded. 

2. Que no sea chismosa.

3. Que los deje viajar en pareja. 

 4. Que no se involucre en las peleas.

5. Que no sea “intensa“.

6. Que no falle el Wi-fi en casa de la suegra. 😂😂 y comida rica…tan conchudos!😜

7. Nueva!  Que no nos sigan en las redes…

En algunas de estas paso la prueba. En otras más o menos. Trato de no meterme, de estar pendiente pero a la vez ser medio invisible para estar en sintonía con los tiempos modernos, aunque no deje de añorar la figura del yerno/nuera, amig@ especial que te acompañe al supermercado, te mande un detalle por tu cumpleaños y hasta juegue monopolio en tu casa con todos.

Toca entender y adaptarse a los cambios, siempre manteniendo el respeto, pero NUNCA “encariñarse” demasiado con algun@.

Puede que ya no l@ veas más y te toque también a ti hacerle ghosting !!😂
GLOSARIO
*ghosting: Romper la relación sin dar la cara.

*benching: una relación mientras se ven otras opciones. (O peor es nada..)

*zombing: los ex que seducen para marcar territorio 

Momagers

Como mamá del que nació haciendo arte no quedaba más remedio que impulsarlo. ¿Tu hijo es uno que es como loquito? Me preguntaron alguna vez. Y yo feliz de ese atributo, me sentí siempre orgullosa de que brillara con luz propia “outside the box”. 

Azul III juansebastian.com @juansebastianf

                    Toqué las puertas (abiertas y cerradas) de contactos artísticos y al final, hinchada del orgullo y la emoción terminaba tomándome todo el vino que brindaban en las exposiciones. 

Más de una vez lo escuché decirme: Mami, ya bájale a la intensidad. Es por esto que aplaudo todos los comentarios de las mamás en los triunfos de sus hijos, (aunque nos pasemos en los likes), porque más allá de apoyarlos, somos quienes de verdad vemos el talento y el esfuerzo que se forjaron a través de los años. 
Nuestra casa es testigo de ser depósito de luces, disfraces, accesorios para los sets y obras de artesanos que utiliza para sus proyectos, los que pueden tardar meses para que se desarrolle una sola fotografia.

Ya sea en Nueva York o en Palenque, la Mamager siempre está colaborando con el trabajo.  

Lo que hagas por tus hijos es invaluable. Conviértete en la promotora de sus sueños, manteniendo siempre la discreción y reconociendo que sus logros son suyos. Y así, cuando tu corazón te diga que ya llegó el momento preciso, déjalos que vuelen solos.

Carta a las Madres: I love you No Matter What 

El amor de madre es incondicional. Se sabe desde que tienes a tu bebé en el vientre. Lo adorarías en cualquier situación. Sin importarte nada. Este es el verdadero amor. El amor que acepta. El amor que sana.

No temas que tu hijo sea diferente. ¿Diferente para quien? ¿Para ti? ¿Para tu familia, ¿para la sociedad?

Cuando tú hijo o hija tenga la seguridad de saber que él te importa más que todo lo demás, te confiará todo. Habrás honrado tu nombre de mamá. Habrás cumplido con las promesas que le hiciste cuando era bebé. Si llega ese momento, no los hagas sentir peor.

Ellos han enfrentado y luchado más que tú. Han sido discriminados, han estado confundidos. Sienten que te decepcionan de no “cumplir” con tus expectativas. Necesitaron mucho valor para contártelo.

Unas simples palabras salvarán vidas:

-Te amo sin importarme nada.

-No me has decepcionado.

-Gracias por confiar en mí.

-Me siento orgullosa por tu sinceridad.

No los regañes ni confundas más y nunca los saques de la casa. Ni se te ocurra dejar de hablarles. No importa a cuál religión pertenezcas. El amor está por encima de todo. ¿Les enseñaste a ser honestos? Demuéstrales que tú lo eres. 

Tus palabras y reacciones pueden dañar tu relación con ellos de por vida. Defiéndelos frente a los amigos, familia y ante la gente. Lucha por su causa. No tienes que convertirte en una activista ni pegar carteles. Solo basta con amarlos y vivir la verdad con aceptación y amor. No hay nada más hermoso y valioso que aquello que sale del corazón. ¡Gánate el título de Madre!

Recuerda seguirme en instagram: @soymamamillennial

¿Qué aprende un profesor?

De mis alumnos adolescentes aprendí mas que ellos de mi. En once años como catedrática de inglés como lengua extranjera en la Universidad del Norte y otros más en el Colegio Alemán, conocí todo tipo de personajes que siguieron formándome como ser humano y me hicieron comprobar que en esta etapa de la vida los jóvenes aún pueden llegar a ser moldeables.

Me propuse, en cada semestre, dejar alguna huella que fuera más allá del Hello my name is. Mostrar mi lado frágil como era sacar una lagrimita con los videos anti-bullying que veiamos desde el primer día de clases, aunque no estuviera en el programa, para que les quedara claro que en mi salón NO estaba permitido acosar a nadie por cualquier diferencia. 

Creo que aunque no fue estrategia, logré una empatía especial que hace que nos conectemos cuando nos vemos las caras por ahí, en la calle o las redes sociales e inclusive hasta en mi trabajo actual. Percibí como ese contacto hizo posible que algunos mostraran su lado más  humano hasta el punto de contarme problemas que parecieran no incumbirle a un docente universitario. 

Vi con ojos de mamá la transformación de muchos en los pasillos o en la cafetería, cuando me sonreían con camaradería y un cierto grado de complicidad. Fui paciente con alumnos de Enfermería y Medicina que se dormían en clase por haber estado de turno la noche anterior. Otros de Ingenierías que “pernoctaban” en el campus sin haber almorzado. Algunos que venían de provincia y extrañaban sus hogares, los que que a veces pedían prestado para el transporte de regreso y aquellos que aún no eran capaces de aceptar su identidad sexual.

Me convertí en la “teacher-mom” de muchos a quienes protegía de acoso y trataba de enseñarles que tenían todo el derecho de ser respetados de manera que en mis clases el acosador era el acosado. 

Perdoné a quienes aprovecharon mi ida al baño para tomarle fotos al examen del día siguiente y encubrí a quien tuvo la valentía de revelarme el secreto para que yo cambiara las preguntas. 

Todos ellos me aportaron una gran dosis de calidez humana. Los más sensibles, los  controversiales, los perezosos y hasta los pilosos que trataban de corcharme con sus preguntas rebuscadas. Este patrón que se repetía en cada aula, resumía la complejidad de la condición humana y me enseñaba a ser un poco más tolerante ante la diversidad.

A todos ellos y a mis colegas docentes, mis sinceros agradecimientos porque hicieron que valiera la pena una labor a veces menospreciada pero tan gratificante y me convirtieron en una madre más comprensiva. Los profesores aprendemos de los jóvenes más de lo que creemos y a la vez nos convertimos en sus modelos de vida. 

De Barranquilla Para el Mundo: Dejando a Nuestra Ciudad en lo Alto

Cuando investigué la vida de estos personajes nacidos en Barranquilla y quienes se han destacado en diversos campos, no sólo en la moda, la farándula y las artes, en lo que usualmente se ha sobresalido en la Costa Caribe Colombiana, me llamó la atención cómo hicieron para ser diferentes a los demás.

1. ADRIANA OCAMPO


Barranquillera, Geóloga y Científica, ganadora del premio Científico del año del Museo de Ciencia e Industria de Tampa. Lidera el Programa de Nuevas Fronteras de la NASA y parte de la ejecución de la misión espacial Juno para investigar Júpiter y el sistema solar.

Un gran reto para la humanidad y un orgullo para nuestra ciudad, por ser la que más cerca ha estado de alcanzar este planeta y ser uno de los más difíciles de orbitar, como lo señala la barranquillera: “Es entrar a lo desconocido”.

2. SALOMON HAKIM DOW 

Hijo de inmigrantes libaneses que llegaron a Barranquilla vía Cuba, demostró desde pequeño, inculcado por su padre, el interés por la química y la electrónica. El Dr. Hakim realizó autopsias en pacientes con Alzheimer, así como otras enfermedades neurodegenerativas, lo que lo inquietó a seguir investigando temas del cerebro, hasta inventar la Válvula para la hidrocefalia en 1966 en su taller personal en Bogotá. Luego su hijo , El Dr. Carlos Hakim perfeccionó la válvula, la cual tiene alta demanda mundial para drenar líquidos cefalorraquídeos.

3. MAR BALLESTAS

La primera barranquillera en hacer historia al ganarse el premio Arnold Classic Ohio 2017 en la categoría Bikini Fitness Master, uno de los más reconocidos a nivel mundial en este deporte entre los mejores culturistas profesionales y amateur del mundo, venciendo a la polaca Ana Szymczak. Compitiendo antes 32 atletas de todo el mundo, Mar Ballestas, logra el mayor título de su carrera deportiva luego de alcanzar el Subcampeonato en Mr. Olympia en Medellín, en el marco de Expofitness. La barranquillera le atribuye su triunfo a su gran preparación y su arduo trabajo.

4. GIANCARLO MASSANTI

Con varios premios nacionales e internacionales, es el primer arquitecto colombiano en exponer sus obras en la colección permanente del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMa). Ha diseñado más de una veintena de edificios emblemáticos y ha dictado clases en Harvard y Princeton. En Medellín diseñó la Biblioteca España que ganó la Bienal Iberoamericana, el Parque Biblioteca León de Greiff y los coliseos para los Juegos Suramericanos.

5. PATRICIA RENZ PAULSEN


La barranquillera Patricia Renz Paulsen, quien recibió La Cruz al mérito el pasado mes de Octubre por parte del presidente alemán Joachim Gauck, es hija de los inmigrantes alemanes Helga Paulsen y Gunter Renz, ampliamente reconocidos en el ámbito musical en nuestra ciudad.

La Cruz al Mérito es una distinción con un amplio renombre en Alemania que solo se entrega a personas con un mínimo de 10 años en la labor sin ánimo de lucro, por medio de la Asociación Música Altona, en Hamburgo, Alemania, un centro de capacitación de música para niños y jóvenes, alemanes o extranjeros. Patricia ha tocado puertas para conseguir recursos, enfrentando obstáculos por más de 14 años sin recibir nada a cambio.

Después de leer y aprender un poco de sus vidas y sus logros, me di cuenta que casi todos coincidían en lo siguiente:

•Se esforzaron en aprender y no perdieron el tiempo.

•Se enfocaron en lo suyo y se prepararon para ser los mejores.

•Se dedicaron al servicio de los demás.

•Innovaron y entraron a “mundos desconocidos”.

•Se asociaron o buscaron colaboración con otros. 

Todos ellos me inspiran y me hacen reflexionar sobre la forma en que debo orientar la educación de mis hijos y fomentar valores como el trabajo, la educación y el servicio a los demás para que triunfen en cualquier campo al que se dediquen, sin importar el entorno en donde vivan.

Cinco Pasos para anular la Creatividad de tus hijos

Como todos los padres no somos iguales, ni tenemos el mismo tiempo, paciencia, recursos e imaginación, es necesario que compartamos ideas de lo que funciona con ellos y también en lo que creemos fracasar. He ido aprendiendo muchas recomendaciones de otros padres, como por ejemplo la importancia de las reglas en la estructura familiar y trato de aplicarlo día a día con los míos, a mi manera, sin ser la más permisiva de todos pero tampoco conviviendo en un régimen de terror.

Cuando tienes cinco artistas en casa, toca contar lo que NO ha pasado en este escenario del hogar. Algunos los hice, otros no, pero la idea es nunca lamentar, sino comenzar de nuevo!!

  1. No los dejes vestir a su manera. Oblígalos a ponerse los zapatos desde bebés. Sigue los consejos de tu vecina o pariente indiscreta para hacer lo que todos hagan. Llevarla vestida de princesita, o tal vez, de pajecito al picnic más informal que te hayan invitado.
  2. Permíteles que vean televisión antes de dormirse. Nunca les cuentes tus historias o cuentos acordes a su edad, ni hagas el cierre de lo que pasó en el día. Los pensamientos negativos quedarán en sus corazoncitos y no dejarán volar su imaginación.
  3. Mantenlos ocupados todo el día, con actividades extracurriculares y recárgalos con terapias y clases toda la tarde. Así no dejarás ni un minuto para el aburrimiento y lograrás apartar el mínimo destello de ese niño creativo que todos llevamos dentro. De paso permite que usen su tablet ilimitadamente.
  4. Cuando veas que es bueno en algo, teme que será un niño diferente. “Eso no lo hacen sus amigos”. Invierte tu tiempo y dinero en otras cosas en vez de fomentarle y apoyarlo en su don especial. No les estimules la música y cree que es “cursi” llevarlos a obras de teatro y actividades artísticas. No los dejes pintar ni ensuciar tu casa por que la visita que llega es mas importante que los que viven adentro. Lo que ellos sienten lo pueden expresar en sus dibujos.
  5. Pór último, exígele que no se equivoque. Corrígelo en público y no le expliques como deben hacerse las cosas. No tolerará su frustración ni entenderá que la vida está llena de enseñanzas que vienen disfrazadas de errores.

Son tiempos complejos y la tarea de ser padres es agobiante. Sin culparnos y con metas realistas, dando un paso a la vez, podemos rescatar esa creatividad que nos hace saltar de la cama para vivir intensamente, haciendo lo que nos emociona para así lograr trascender. Resaltando todo lo que hace bien, en vez de criticar lo que no puede, no solo formaremos a un niño creativo y feliz, sino que también viviremos en un hogar más armonioso. Suerte!

 

A paz y salvo con el fútbol

Mi primer partido en las Divas fue un verdadero desastre. Había corrido por toda la cancha sin tocar el balón ni conocer las reglas de un deporte que estaba de pelea conmigo. Difícilmente me había acercado al arco, salvo por unas cuantas caídas que entretuvieron no sólo a mis compañeras del equipo, sino al público en las gradas que incluía nada más y nada menos que a mi esposo y mi hijo, un verdadero crack del fútbol, y quienes habían ido a apoyarme en otra de mis locuras inventadas.

No era buena idea debutar como principiante en un campeonato de fútbol femenino a los cuarenta y seis años. Aunque he sido deportista desde los cinco, pasando desde el atletismo hasta el racquetball y con buen estado físico y coordinación, definitivamente no era lo mío. No solo porque ya no estaba para “estos trotes” en un deporte de contacto y de alta exigencia, sino porque además no tenía preparación técnica, lo que lo hacía mucho más peligroso. El miedo me invadió más cuando fui presenciando como la mitad del equipo se iba lesionando una por una.

Creo que había aceptado el reto por la necesidad de enfrentar “al toro por los cachos”. El fútbol ha ido y venido a mi vida como un simbolo extraño. Desde mi adolescencia este deporte de masas que desvelaba a muchos se había interpuesto en mi camino.  Más específicamente en mi vida amorosa. Me resultaba curioso saber que era prioridad para algunos mientras yo no entendía las razones de perderse un día de sol por seis partidos seguidos de la copa europea ni celebrar un triunfo en la mitad de la calle hasta la madrugada. Habia sido el escenario de tormentas y matoneo de algunos de mis hijos, pero a la vez se habia convertido en la pasión y el desahogo de otro de ellos.


Esta semana, con el impacto tan fuerte que tuvo el accidente aéreo en donde falleció casi todo el equipo brasilero Chapecoense, tengo sentimientos encontrados. Creo que hay cosas que nos identifican y nos unen. Que no solo se trata de correr tras un balón y luego patearlo. Necesitamos de los demás. Comprendí que el individualismo nos hace egoístas y pedantes. Que además mi paso por las Divas no solo me sirvió para conocer buenas amigas, fortalecer músculos y bajar el colesterol, sino que me recordó la importancia del trabajo en equipo y la necesidad que tenemos de otros. Que debo reconocerle al balón todo lo que aleja a los niños y adultos de algunos vicios, los mantiene activos y es el medio de superación de algunos.

A mis Divas amigas, gracias por su paciencia. Al amado fútbol, aunque no sea lo mío, lo perdono por los momentos amargos y le agradezco por los gloriosos. Estamos a mano.