Momagers

Como mamá del que nació haciendo arte no quedaba más remedio que impulsarlo. ¿Tu hijo es uno que es como loquito? Me preguntaron alguna vez. Y yo feliz de ese atributo, me sentí siempre orgullosa de que brillara con luz propia “outside the box”. 

Azul III juansebastian.com @juansebastianf

                    Toqué las puertas (abiertas y cerradas) de contactos artísticos y al final, hinchada del orgullo y la emoción terminaba tomándome todo el vino que brindaban en las exposiciones. 

Más de una vez lo escuché decirme: Mami, ya bájale a la intensidad. Es por esto que aplaudo todos los comentarios de las mamás en los triunfos de sus hijos, (aunque nos pasemos en los likes), porque más allá de apoyarlos, somos quienes de verdad vemos el talento y el esfuerzo que se forjaron a través de los años. 
Nuestra casa es testigo de ser depósito de luces, disfraces, accesorios para los sets y obras de artesanos que utiliza para sus proyectos, los que pueden tardar meses para que se desarrolle una sola fotografia.

Ya sea en Nueva York o en Palenque, la Mamager siempre está colaborando con el trabajo.  

Lo que hagas por tus hijos es invaluable. Conviértete en la promotora de sus sueños, manteniendo siempre la discreción y reconociendo que sus logros son suyos. Y así, cuando tu corazón te diga que ya llegó el momento preciso, déjalos que vuelen solos.

De Barranquilla Para el Mundo: Dejando a Nuestra Ciudad en lo Alto

Cuando investigué la vida de estos personajes nacidos en Barranquilla y quienes se han destacado en diversos campos, no sólo en la moda, la farándula y las artes, en lo que usualmente se ha sobresalido en la Costa Caribe Colombiana, me llamó la atención cómo hicieron para ser diferentes a los demás.

1. ADRIANA OCAMPO


Barranquillera, Geóloga y Científica, ganadora del premio Científico del año del Museo de Ciencia e Industria de Tampa. Lidera el Programa de Nuevas Fronteras de la NASA y parte de la ejecución de la misión espacial Juno para investigar Júpiter y el sistema solar.

Un gran reto para la humanidad y un orgullo para nuestra ciudad, por ser la que más cerca ha estado de alcanzar este planeta y ser uno de los más difíciles de orbitar, como lo señala la barranquillera: “Es entrar a lo desconocido”.

2. SALOMON HAKIM DOW 

Hijo de inmigrantes libaneses que llegaron a Barranquilla vía Cuba, demostró desde pequeño, inculcado por su padre, el interés por la química y la electrónica. El Dr. Hakim realizó autopsias en pacientes con Alzheimer, así como otras enfermedades neurodegenerativas, lo que lo inquietó a seguir investigando temas del cerebro, hasta inventar la Válvula para la hidrocefalia en 1966 en su taller personal en Bogotá. Luego su hijo , El Dr. Carlos Hakim perfeccionó la válvula, la cual tiene alta demanda mundial para drenar líquidos cefalorraquídeos.

3. MAR BALLESTAS

La primera barranquillera en hacer historia al ganarse el premio Arnold Classic Ohio 2017 en la categoría Bikini Fitness Master, uno de los más reconocidos a nivel mundial en este deporte entre los mejores culturistas profesionales y amateur del mundo, venciendo a la polaca Ana Szymczak. Compitiendo antes 32 atletas de todo el mundo, Mar Ballestas, logra el mayor título de su carrera deportiva luego de alcanzar el Subcampeonato en Mr. Olympia en Medellín, en el marco de Expofitness. La barranquillera le atribuye su triunfo a su gran preparación y su arduo trabajo.

4. GIANCARLO MASSANTI

Con varios premios nacionales e internacionales, es el primer arquitecto colombiano en exponer sus obras en la colección permanente del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMa). Ha diseñado más de una veintena de edificios emblemáticos y ha dictado clases en Harvard y Princeton. En Medellín diseñó la Biblioteca España que ganó la Bienal Iberoamericana, el Parque Biblioteca León de Greiff y los coliseos para los Juegos Suramericanos.

5. PATRICIA RENZ PAULSEN


La barranquillera Patricia Renz Paulsen, quien recibió La Cruz al mérito el pasado mes de Octubre por parte del presidente alemán Joachim Gauck, es hija de los inmigrantes alemanes Helga Paulsen y Gunter Renz, ampliamente reconocidos en el ámbito musical en nuestra ciudad.

La Cruz al Mérito es una distinción con un amplio renombre en Alemania que solo se entrega a personas con un mínimo de 10 años en la labor sin ánimo de lucro, por medio de la Asociación Música Altona, en Hamburgo, Alemania, un centro de capacitación de música para niños y jóvenes, alemanes o extranjeros. Patricia ha tocado puertas para conseguir recursos, enfrentando obstáculos por más de 14 años sin recibir nada a cambio.

Después de leer y aprender un poco de sus vidas y sus logros, me di cuenta que casi todos coincidían en lo siguiente:

•Se esforzaron en aprender y no perdieron el tiempo.

•Se enfocaron en lo suyo y se prepararon para ser los mejores.

•Se dedicaron al servicio de los demás.

•Innovaron y entraron a “mundos desconocidos”.

•Se asociaron o buscaron colaboración con otros. 

Todos ellos me inspiran y me hacen reflexionar sobre la forma en que debo orientar la educación de mis hijos y fomentar valores como el trabajo, la educación y el servicio a los demás para que triunfen en cualquier campo al que se dediquen, sin importar el entorno en donde vivan.

Hombre de Una Sola Pieza 

Y le tocó finalmente el turno al hombre. A este que no “debe llorar”. Al primer sospechoso del crimen. A quien a veces pasa desapercibido  porque “las mujeres van primero”.  A quienes también merecen equidad de género.

“Soy un hombre de una sola pieza”. No se exactamente qué significa esta frase anti-Millennial que he escuchado un par de veces. ¿Ser siempre el fuerte, no mostrar los sentimientos o nunca cambiar de opinión? Lo que sí creo es que reprime a muchos. A ese quiero decirle que sí está hecho de muchas piezas, que merece expresar lo que siente  y que también le ayudará el escuchar otros puntos de vista.

Desde pequeños los niños llevan consigo esta carga emocional recibiendo bombardeos frecuentes: “No llores cuando te hagan matoneo, Pégale y defiéndete. No te dejes. Eso le toca al hombre”. Semejante peso para llevar hasta la tumba, como ha pasado con algunos abuelitos sin saber que no estaba bien, que eso marca. Algunos hasta empacan los correazos que les dieron por no haberlo entendido.

Para rematar en la adolescencia, aún en nuestra sociedad, tienen que gastarse su mesada porque es el hombre quien “tiene que pagar la cuenta”. Y a diferencia de nosotras, quienes podemos ser un poco más selectivas a la hora de “ligar”, les toca conformarse con cualquiera por el simple hecho de “ser hombres”.

Hoy no iré en defensa de la mujer, quien además se ve afectada con estos mensajes llenos de machismo. Hoy los elogios son para los hombres. Aquellos que protegen al nido, proveen para su sustento y lo defienden de los depredadores. A los que saben que su familia es lo primero.  A los que no siempre se enamoran de mujeres, a otros que no logran aceptar esta realidad. A los genios que descubren en las matemáticas su pasión por la vida. Al deportista que se deja lesionar por obtener el triunfo y romper récords y al obrero de la construcción que atacamos cuando trabajando a pleno sol se distrae con mirar a la mujer bonita que pasa por la calle.

Afortunadamente (para nosotras también) ya los hemos involucrado en tareas domésticas que merecen compartir (excepto la cargada del mercado que se las seguimos cediendo a ellos). El cambio de pañal, la reunión del colegio, las visitas al doctor. No eran bienvenidos en estos sitios en el pasado(por lo menos así fue en mi casa). ¿Porque estaban ocupados trabajando? No creo. Es que no era “bien visto”. Era la labor de la mujer. 

Hoy, a pesar de seguir con guerra de chistes y memes feministas y así a veces nos provoque que fueran astronautas, no podemos vivir sin ellos. Las mamás nos derretimos con nuestros Edipos, morimos de amor con sus caricias y los defendemos como el animal más salvaje cuando se ven amenazados en su entorno.

En este mes, el que finalmente reconocemos que este género es vulnerable y también tiene emociones. A mi artista, mi futbolista y mi pianista favorito les digo con el corazón: Está bien hijo: también puedes llorar.

Mi Hijo No Jugaba Fútbol

Supe que mi hijo era distinto del molde convencional desde que era pequeño. Cuando yo insistía en las clases de fútbol, el trauma era grande. Lloraba durante toda la clase y yo me escondía detrás de los árboles, pensando que era algo normal mientras se adaptaba. Pero así fue el resto de los días hasta que no quise torturarlo mas. Su increíble gusto por temas y aficiones “diferentes” se volvió mas notorio mientras iba creciendo y a medida que yo lo apoyaba incondicionalmente, siguiendo mi intuición de madre, con amor y aceptación. (Aclaró que con esto No quiero decir que asocio la orientación sexual con los estereotipos, fue solo el caso de mi hijo.)

Alguna vez, su profesora en el Pre-escolar me dijo que solo quería jugar con las niñas en el recreo. Yo comencé a entenderlo y a quererlo. Traté de fomentarle actividades que implicaban roles “masculinos”. Aunque compartía con todos, demostraba inclinación por otros intereses. No quería forzarlo, ni hacer algo que lo hiciera infeliz, a pesar de sentir la presión de una sociedad que te impone ciertos comportamientos específicos de género. Seguir leyendo